lunes, 16 de junio de 2014

¡Vale!



Me encantaría poder darte cada noche la mano y contarte un cuento para dormirte.

Y llenarte de besos de arriba abajo hasta que las cosquillas no te dejaran parar de risa.



Te despertaría a media noche acariciándote despacio después de mirarte durante un rato y observar cómo te llenas de aire los pulmones.

Y atestaría mi cara de sonrisas para que cuando despertaras lo primero que vieses fuera mi felicidad por tenerte cerca.



Fabricaría una tienda de campaña sin más útiles que mis piernas y una sábana para tener un sitio
donde amarnos, al abrigo del aire.

Y pintaría la noche de purpurina que sacaría de la maleta que siempre tengo escondida.



Me quedaría ronca de placer bajo un techo de estrellas y el mar como alfombra que nos mece de noche y de día.

Y no me cansaría de llenarte el cuerpo de señales de mi alegría.



Te cantaría canciones sin melodía que te hicieran mover la cabeza esperando que el silencio te dejara besarme.

Y haría verdadera magia cada día para oír tu voz susurrándome de la noche a la mañana: mi niña, estoy siempre contigo, ¿vale?


¡¡Vale!!










@Escritos

1 comentario:

  1. Si es la magia de Darabita valeeeeeeeeeeeeeee.

    ResponderEliminar

Me harías feliz si dejaras aquí algo